Revista 15 Minutos Perú | Me voy de vacaciones, no pregunten por mí

Me voy de vacaciones, no pregunten por mí

Mamá Culpable nos invita a tomar una pausa y disfrutar de un refrescante espacio personal. Olvídate de la agobiante rutina diaria y libérate del estrés del hogar. Es tiempo de vivir.

MAMA CULPABLE

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Hey, tú. Sí, tú, la que tiene hijos y un estrés del tamaño del Estadio Nacional. Te propongo que cierres los ojos e imagines que estás sola en un lugar paradisiaco. ¿Imaginas una playa con arena blanca, cielo azul, traguito con sombrilla y una hamaca donde dormir por el tiempo que te da la gana? ¿O quizá un pueblito tranquilo en medio de un paisaje fascinante? Tal vez solo basta un hotel cómodo en el que no tengas que hacer NADA: ni cambiar pañales ni levantarte temprano y alistar a los chicos para el colegio. Mucho menos aguantar a ese jefe que te exige el doble mientras tu ex te retrasa la pensión o tu marido se resfría y cree que el apocalipsis ha llegado.

Imagina. Respira hondo. ¿Imaginas unas vacaciones sin hijos? Pues claro, ¿por qué no? Yo sé que adoras las vacaciones familiares, pero si lograste gozar estos segundos imaginarios, estoy segura de que la pasarías genial unos días de vida real, desconectada del ruido de tu agobiante rutina diaria. Pero tal vez te estás diciendo a ti misma: “¡Déjate de torturar, eso es IMPOSIBLE!”. Y así todo queda en un sueño.

Las mujeres de hoy vivimos sin pausa y, cuando estamos enroladas en la gigantesca tarea de la crianza, nos ataca la culpa cual Godzilla si nos atrevemos a decir en voz alta, y con toda la seriedad que amerita la ocasión, que de vez en cuando nos gustaría escapar, huir de casa. Y si es por varios días, mucho mejor.

#SociedadDateCuenta. Las vacaciones sin hijos deberían institucionalizarse sin que venga nadie a decirte que eres una desnaturalizada, inconsciente o mala madre. Deberían vender paquetes turísticos especializados en Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios con descuentos especiales para las que tienen más de un hijo. Paquetes con habitaciones con vista al mar, jacuzzi y masajes como room service y una multa para el primer desatinado que te pregunte “¿con quién vas a dejar a tus hijos?”. Porque, claro, es obvio que la prole estará bien cuidada por los papás o los familiares. ¿O crees que exagero?

¡Bienvenido Julio! … Ah cierto que se vienen las vacaciones de medio año 😭😭😭 #ayura

A post shared by MamáCulpable (@mamaculpable) on

Estamos agotadas, sentimos que nos exigen el doble, a menos sueldo o a ninguna paga si nos dedicamos a la casa a tiempo completo. El estrés nos ahoga y esto ya no es broma. ¿Cuánto hace la sociedad o nuestro entorno cercano para darnos una pausa necesaria o un refrescante espacio personal? Cada caso puede ser distinto, pero lo que sí vale para todas es que quitarse el estrés de encima beneficia a toda la familia. Así que puedes ir arrancándote el tatuaje de remordimiento si a veces anhelas escapar. Por algo se empieza.

Te dejo esta reflexión mientras cuento mis ahorros. Casi todo está listo: me voy de vacaciones con mis amigas, ¡no pregunten por mí!

15 MINUTOS

Por Mamá Culpable

Aquí comparto lo que realmente pienso.
Si eso me hace culpable, pues entonces ¡lo soy!
www.facebook.com/mamaculpable/ twitterinstagram@mamaculpable

 

 

Lee también

Papás que cuidan a sus hijos y otras leyendas urbanas, por Mamá Culpable

Celebremos a las madres, extirpemos la mamitis

El peso de los abriles, por Mamá Culpable

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail