Revista 15 Minutos Perú | Los Agostini dan combate

Los Agostini dan combate

En esta edición por nuestro segundo aniversario, los hermanos Fabio y Bruno posan para el lente de 15 MINUTOS demostrando que una buena dosis doble viene mejor.


Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

¿Qué los motivó a viajar por el mundo?

Bruno Agostini (BA): Cuando viví en Londres hice muchas amistades con gente latina. Me invitaron a visitarlos, así que terminé conociendo sus países.

Fabio Agostini (FA): Mi motivación es la aventura. Me encanta conocer países y culturas nuevas.

¿Por qué se quedaron en el Perú?

BA: Por el trabajo. Nos va bastante bien, pero también ha sido muy importante el cariño de la gente. El Perú es donde mejor nos han acogido.

¿Qué les atrae de Lima?

FA: Lo que más me gusta es Miraflores, un lugar agradable y tranquilo. Me relaja porque está pegado a la playa, a la costa.

BA: Todo lo que sea ver el mar nos recuerda la vida que hemos tenido en Canarias. El mar nos atrapa.

¿Qué es lo que más extrañan de España?

BA: La playa, los amigos y la familia.

FA: ¡Y las amigas, también!

Han desempeñado varios oficios. ¿Cuál dirían que es su verdadera pasión?

BA: Realmente ser futbolistas era nuestra verdadera pasión. En mi caso, quizá la inmadurez me hizo dejarlo e irme a Londres.

FA: Yo lo dejé porque me partí tres ligamentos y el menisco. Me operaron, pero el menisco se partió otras tres veces y acepté que el tren se me había pasado.

BA: Los otros oficios llegaron buscándonos la vida. Empecé con la electrónica cuando manejaba una discoteca en Canarias. Cada vez que contrataba a un DJ le pedía que me enseñara, y así fui aprendiendo.

FA: Cuando estuvimos en Ecuador  empezamos a trabajar en televisión y ahora estamos aquí. El modelaje siempre fue algo secundario.

Bruno, ¿recuerdas cómo te sentiste cuando nació Fabio?

BA: Me sentí muy contento, porque siempre quise un hermano. Hay muchas fotos en las que se ve el cariño que nos tenemos. Mi papel, como soy el mayor, es cuidarlo. Siempre miro atrás para ver qué está haciendo o para protegerlo.

En tu caso, Fabio, ¿cómo ha sido tener a Bruno como hermano mayor?

FA: Siempre ha estado allí velando por mí. En el colegio me defendía de los abusadores.

De pequeños, ¿eran buenos chicos?

BA: Hemos sido un poco traviesos. Recuerdo una vez que cogimos las llaves del auto de mi padre. Mientras mis papás seguían comiendo, empecé a pegar trompos con el auto, hasta que alguien le avisó a mi papá y vino corriendo como con cara de asesino. ¡Y se armó!

FA: Yo también he hecho travesuras. Cuando no me daban permiso para salir, igual me iba por la ventana y dejaba un bulto en la cama con almohadas.

¿Qué tal cuando les toca enfrentarse en las competencias de “Combate”?

BA: En la competencia chocamos y hay peleas. Pero afuera somos amigos. Siempre explico esto a los fans.

FA: ¿Qué deportista no grita y no se enfada? Todo profesional siente furia cuando algo le sale mal.

¿Cómo les resulta el hecho de vivir juntos?

BA: La convivencia en general nos va bien.

Ustedes hacen mucho ejercicio. ¿Qué opinan de quienes piensan que aquello es algo superficial?

FA: El hábito de hacer deporte es salud y bienestar. Cuando entreno me siento bien física y mentalmente, me motivo para hacer cosas, además de que mi humor mejora y me siento menos estresado.

BA: Desde que tenemos 3 años, mi padre nos inscribió en clases de deportes. La costumbre era que cuando llegábamos del colegio nos llevaba a hacer deporte, todos los días de la semana.

¿Qué opinan de las mujeres peruanas?

BA: Que son lindas.

FA: Creo que las mujeres peruanas son un poco más cerradas. Aunque, si soy sincero, también me he topado con muchas de mente muy abierta.

BA: Es que hay de todo. Pero, por norma general, las españolas son un poco más locas.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail


agostini entrevista