00
GENÉTICA Y HORMONAS. No todas las personas tenemos la misma tendencia a acumular grasa en las mismas zonas del cuerpo. De tu genética dependerá mucho el grado de dificultad que debas atravesar para conseguir ese abdomen soñado. Por otro lado, la producción y regulación hormonal también son importantes en la acumulación de grasa y en sus procesos de eliminación.
POCO DESCANSO. Expertos afirman que, además del ejercicio y la dieta, el descanso es fundamental para conseguir un abdomen plano. Y es que la falta de sueño puede afectar las hormonas que regulan el hambre y la saciedad. De ahí se desprende la afirmación: “dormir menos te hace engordar”.
MALA ALIMENTACIÓN. Podemos esforzarnos con mucho ejercicio físico, pero, si no pensamos en la alimentación, no servirá de nada. Así lo afirman los expertos. Y es que, de no existir un porcentaje de grasa por debajo del 12 % en el caso de las mujeres, será imposible ver esos abdominales bien marcados.
ESTRÉS. El estrés es uno de los grandes enemigos del abdomen plano, pues produce una hormona llamada cortisol en nuestro organismo, que tiende a almacenar grasa y destruir la masa muscular. Por eso, es importante mantenerte lo más relajada posible.
POCO TRABAJO CARDIOVASCULAR. Para conseguir un abdomen plano es necesario tener un metabolismo activo. Por ello, el trabajo cardiovascular es fundamental. Será necesario llevar un entrenamiento de cardio y uno de fuerza, e ir alternándolos a lo largo de la semana.

¿POR QUÉ NO CONSIGUES UN ABDOMEN PLANO?

GENÉTICA Y HORMONAS. No todas las personas tenemos la misma tendencia a acumular grasa en las mismas zonas del cuerpo. De tu genética dependerá mucho el grado de dificultad que debas atravesar para conseguir ese abdomen soñado. Por otro lado, la producción y regulación hormonal también son importantes en la acumulación de grasa y en sus procesos de eliminación.

¿POR QUÉ NO CONSIGUES UN ABDOMEN PLANO?

POCO DESCANSO. Expertos afirman que, además del ejercicio y la dieta, el descanso es fundamental para conseguir un abdomen plano. Y es que la falta de sueño puede afectar las hormonas que regulan el hambre y la saciedad. De ahí se desprende la afirmación: “dormir menos te hace engordar”.

¿POR QUÉ NO CONSIGUES UN ABDOMEN PLANO?

MALA ALIMENTACIÓN. Podemos esforzarnos con mucho ejercicio físico, pero, si no pensamos en la alimentación, no servirá de nada. Así lo afirman los expertos. Y es que, de no existir un porcentaje de grasa por debajo del 12 % en el caso de las mujeres, será imposible ver esos abdominales bien marcados.

¿POR QUÉ NO CONSIGUES UN ABDOMEN PLANO?

ESTRÉS. El estrés es uno de los grandes enemigos del abdomen plano, pues produce una hormona llamada cortisol en nuestro organismo, que tiende a almacenar grasa y destruir la masa muscular. Por eso, es importante mantenerte lo más relajada posible.

¿POR QUÉ NO CONSIGUES UN ABDOMEN PLANO?

POCO TRABAJO CARDIOVASCULAR. Para conseguir un abdomen plano es necesario tener un metabolismo activo. Por ello, el trabajo cardiovascular es fundamental. Será necesario llevar un entrenamiento de cardio y uno de fuerza, e ir alternándolos a lo largo de la semana.