00
PRODUCTOS PARA LA COCINA. Aunque tu novia te haya dicho que necesita una nueva olla o sartén, jamás se te ocurra regalársela por San Valentín. Es bastante machista pensar que ella va a sentirse contenta y amada si le das productos que solo sirven para trabajar en la cocina. 
POLOS PARA PAREJAS. Aunque sea duro para ti aceptarlo, a muchas personas les parece bobo utilizar polos que funcionen de a dúo. Suena romántico, pero es bastante probable que tu pareja acaba sintiéndose demasiado cursi al utilizarlo y termine por botarlo a la basura. 
LIBROS DE AUTO-AYUDA Un libro podría ser un gran regalo, pero deberás saber qué tipo de literatura le gusta a tu pareja para dar justo en el clavo. Por ejemplo, un libro de auto-ayuda nunca será una buena idea; podrías enviarle un mensaje equívoco a esa persona sin darte cuenta.  
UN PELUCHE GIGANTE. Se ve bonito, pero solo eso. Es algo trillado y a muy poca gente le gusta recibir un regalo que ocupe tanto espacio y sea así de cursi.
UNA MASCOTA. Las mascotas son un arma de doble filo. Pueden llegar a ser el regalo perfecto, como también el peor error (y uno cruel, además). Una mascota requiere de cuidado, dinero y tiempo; tendrías que estar seguro de que tu pareja se encargará de ella con gusto (durante muchos años). 
OBJETOS PARA HACER EJERCICIO. Tu pareja podría sentirse bastante mal consigo misma si le regalas algo para ejercitarse. Puedes tener la mejor intención del mundo, pero ella podría interpretar que no la consideras lo suficientemente guapa o atractiva. Sin duda, es un regalo muy arriesgado.

MALOS REGALOS DE SAN VALENTÍN

PRODUCTOS PARA LA COCINA. Aunque tu novia te haya dicho que necesita una nueva olla o sartén, jamás se te ocurra regalársela por San Valentín. Es bastante machista pensar que ella va a sentirse contenta y amada si le das productos que solo sirven para trabajar en la cocina.

MALOS REGALOS DE SAN VALENTÍN

POLOS PARA PAREJAS. Aunque sea duro para ti aceptarlo, a muchas personas les parece bobo utilizar polos que funcionen de a dúo. Suena romántico, pero es bastante probable que tu pareja acaba sintiéndose demasiado cursi al utilizarlo y termine por botarlo a la basura.

MALOS REGALOS DE SAN VALENTÍN

LIBROS DE AUTO-AYUDA Un libro podría ser un gran regalo, pero deberás saber qué tipo de literatura le gusta a tu pareja para dar justo en el clavo. Por ejemplo, un libro de auto-ayuda nunca será una buena idea; podrías enviarle un mensaje equívoco a esa persona sin darte cuenta.

MALOS REGALOS DE SAN VALENTÍN

UN PELUCHE GIGANTE. Se ve bonito, pero solo eso. Es algo trillado y a muy poca gente le gusta recibir un regalo que ocupe tanto espacio y sea así de cursi.

MALOS REGALOS DE SAN VALENTÍN

UNA MASCOTA. Las mascotas son un arma de doble filo. Pueden llegar a ser el regalo perfecto, como también el peor error (y uno cruel, además). Una mascota requiere de cuidado, dinero y tiempo; tendrías que estar seguro de que tu pareja se encargará de ella con gusto (durante muchos años).

MALOS REGALOS DE SAN VALENTÍN

OBJETOS PARA HACER EJERCICIO. Tu pareja podría sentirse bastante mal consigo misma si le regalas algo para ejercitarse. Puedes tener la mejor intención del mundo, pero ella podría interpretar que no la consideras lo suficientemente guapa o atractiva. Sin duda, es un regalo muy arriesgado.