00
¿EN QUÉ MOMENTO DECIDES VENIR A PERÚ? Trabajaba en un restaurante, en Punta del Este, y necesitaba salir y crecer. Vine a Lima a estudiar en Le Cordon Bleu y a hacer una pasantía en el restaurante Astrid y Gastón. Yo estudié por tres años la carrera de gastronomía en Uruguay para ser chef. Decido venir a Perú para especializarme y seguir aprendiendo.
¿CÓMO DISTE ESE SALTO A LA TELEVISIÓN? Empecé a buscar actividades para hacer en mi tiempo libre mientras estudiaba y hacía mis prácticas. Me interesaba ser modelo para fotos. En la búsqueda, me salió la oportunidad de hacer casting para televisión y al toque me di cuenta de que me gustaba y sí tenía potencial para eso.
¿CÓMO APARECE LA PASTELERÍA EN TU VIDA? Me dedico a esto hace tres años. Cuando recién llegué, hacía chocolates y los vendía. Con el dinero que gané, pude comprarme un horno y empecé a hacer queques. Todo lo hacía en mi casa. Siempre tuve el sueño de expandirme y tener algo propio. Más adelante, se dio la posibilidad de armar un proyecto y lo hice realidad.
¿SER CONOCIDO TE AYUDÓ A IMPULSAR TU NEGOCIO? De todas maneras. Naturalmente, es difícil conseguir publicidad y con la televisión fue más fácil. Claro que nadie te garantiza que te vaya a ir bien, pero fue un puntapié inicial importante, arrancas con un poco de ventaja.
¿CÓMO TE DESCRIBIRÍAS COMO PAREJA? Me encanta compartir, disfruto de los pequeños momentos, considero que son los más importantes. Siempre trato de estar con buena onda. Obviamente, no todos los días nos sentimos contentos, pero trato de rescatar algo positivo a diario. En este momento, no tengo pareja; pero cuando la tengo, me gusta que nos motivemos mutuamente para seguir creciendo personal y profesionalmente. Lo más bonito es avanzar con la ayuda del otro.
CUANDO LLEGASTE A PERÚ, ¿TE SENTISTE ACOGIDO? Siempre me trataron súper bien, estoy muy contento y agradecido por la manera en que me recibieron. Considero que a los extranjeros, en general, nos tratan muy bien. Perú es un país del que otros tienen mucho que aprender, porque le abre las puertas a quienes lo necesitan.
¿CÓMO TE VES DE AQUÍ A UNOS AÑOS? Con familia. Soy una persona que desea eso, porque eso es lo que me enseñaron... quizá en la televisión, con o sin la pastelería. Eso sí, siempre voy a ver la manera de expresarme a través de mis redes sociales o mi canal de Youtube, porque me gusta transmitirle algo a las personas.

ENTREVISTA A IGNACIO BALADÁN

¿EN QUÉ MOMENTO DECIDES VENIR A PERÚ? Trabajaba en un restaurante, en Punta del Este, y necesitaba salir y crecer. Vine a Lima a estudiar en Le Cordon Bleu y a hacer una pasantía en el restaurante Astrid y Gastón. Yo estudié por tres años la carrera de gastronomía en Uruguay para ser chef. Decido venir a Perú para especializarme y seguir aprendiendo.

ENTREVISTA A IGNACIO BALADÁN

¿CÓMO DISTE ESE SALTO A LA TELEVISIÓN? Empecé a buscar actividades para hacer en mi tiempo libre mientras estudiaba y hacía mis prácticas. Me interesaba ser modelo para fotos. En la búsqueda, me salió la oportunidad de hacer casting para televisión y al toque me di cuenta de que me gustaba y sí tenía potencial para eso.

ENTREVISTA A IGNACIO BALADÁN

¿CÓMO APARECE LA PASTELERÍA EN TU VIDA? Me dedico a esto hace tres años. Cuando recién llegué, hacía chocolates y los vendía. Con el dinero que gané, pude comprarme un horno y empecé a hacer queques. Todo lo hacía en mi casa. Siempre tuve el sueño de expandirme y tener algo propio. Más adelante, se dio la posibilidad de armar un proyecto y lo hice realidad.

ENTREVISTA A IGNACIO BALADÁN

¿SER CONOCIDO TE AYUDÓ A IMPULSAR TU NEGOCIO? De todas maneras. Naturalmente, es difícil conseguir publicidad y con la televisión fue más fácil. Claro que nadie te garantiza que te vaya a ir bien, pero fue un puntapié inicial importante, arrancas con un poco de ventaja.

ENTREVISTA A IGNACIO BALADÁN

¿CÓMO TE DESCRIBIRÍAS COMO PAREJA? Me encanta compartir, disfruto de los pequeños momentos, considero que son los más importantes. Siempre trato de estar con buena onda. Obviamente, no todos los días nos sentimos contentos, pero trato de rescatar algo positivo a diario. En este momento, no tengo pareja; pero cuando la tengo, me gusta que nos motivemos mutuamente para seguir creciendo personal y profesionalmente. Lo más bonito es avanzar con la ayuda del otro.

ENTREVISTA A IGNACIO BALADÁN

CUANDO LLEGASTE A PERÚ, ¿TE SENTISTE ACOGIDO? Siempre me trataron súper bien, estoy muy contento y agradecido por la manera en que me recibieron. Considero que a los extranjeros, en general, nos tratan muy bien. Perú es un país del que otros tienen mucho que aprender, porque le abre las puertas a quienes lo necesitan.

ENTREVISTA A IGNACIO BALADÁN

¿CÓMO TE VES DE AQUÍ A UNOS AÑOS? Con familia. Soy una persona que desea eso, porque eso es lo que me enseñaron... quizá en la televisión, con o sin la pastelería. Eso sí, siempre voy a ver la manera de expresarme a través de mis redes sociales o mi canal de Youtube, porque me gusta transmitirle algo a las personas.