00
(A CAROLINA) ¿FUE MUY DIFÍCIL HACER ESTA INTERPRETACIÓN? Fue divertido, pero retador, ya que me preguntaba a mí misma cómo contar la historia de una chica normal y común, pero que la fregó, que metió la pata. Para mí lo importante era que mi personaje sea aceptado, querido y perdonado. Sí fue complejo, cuestioné muchas veces lo fresca que podía ser Cristina (la protagonista) por hablarle así a su chico, cuando era ella quien se había equivocado. Lo hemos trabajado con mucho cuidado, sobre todo cuando entraba en esas crisis de cuestionamientos. Se han modificado varias cosas del personaje para hacerlo mucho más orgánico.
(A CAROLINA) ¿INTENTAS TRASLADAR ESE MENSAJE DE NO JUZGAR A TU VIDA DIARIA? Sí, lo hago un montón. Siento que me permite ver otras perspectivas de las cosas y me gustaría que las personas a mi alrededor también lo hicieran, pero no ocurre con la frecuencia que quisiera. Creo que analizo mucho las cosas, debí ser psicóloga (risas). Me interesa la gente, me mueven las personas, conocerlas, ponerme en mil situaciones. Pese a que soy muy analítica y mi cabeza va primero que mis emociones, mi sensibilidad se basa en ponerme en el lugar del otro siempre, por pensar en otros antes que en mí. Al actuar hago lo mismo: ponerme en diferentes roles y lugares.
(A ANDRÉS) ¿QUÉ FUE LO MÁS GRATIFICANTE DE FILMAR ESTA PELÍCULA? Una de las cosas que he aprendido a lo largo de estos años es la importancia del equipo con el que trabajas. Es la clave del éxito y he tenido la suerte de compartir con actores con una capacidad enorme de entrega, de escucha, de compromiso, de talento y buena onda. Y esta película no ha sido la excepción. A Nico lo conozco del colegio, hemos jugado fútbol. Lo vi actuar desde chico y lo admiraba por eso. Con Caro hemos hecho comerciales de chicos y años después hemos compartido roles.
(A ANDRÉS) ACABAS DE REGRESAR DE ESPAÑA, ¿QUÉ HICISTE ALLÁ? Así es, me fui a llevar un taller. En realidad, fue una excusa para ir a ver qué está pasando por allá, cómo se está moviendo el mercado y un pretexto para salir de Lima. Creo que a veces es sano hacerlo. Hace tiempo que quería agarrar mis cosas e irme para evaluar la posibilidad de vivir fuera. No lo hice antes por trabajo, ya que luego de dejar la carrera de arquitectura me metí a actuar y no paré, gracias a Dios. Cuando pude hacerlo, me puse como prioridad vivir esa experiencia y la tomé. Fue una gran experiencia. Quiero volver y quedarme más tiempo.
(A NICOLÁS) ¿QUÉ TAL LA EXPERIENCIA DE FILMAR LA PELÍCULA? Este proyecto fue muy particular porque los tiempos de preproducción y rodaje fueron muy cortos. Tuvimos que encarar la película de otra manera, pero fue igualmente enriquecedor. Por un lado, concreté trabajar con Eduardo Mendoza, el director, después de muchos años. Los dos hicimos este proyecto en una misma circunstancia, ya que fuimos papás a la vez. Fue muy bonito compartir esta experiencia con él. El rodaje fue difícil, intenso, porque hicimos varias escenas en el día, pero aún así Eduardo nos hizo llevarlo bien.
(A NICOLÁS) ACABAS DE SER PAPÁ. CUÉNTANOS SOBRE ESTA NUEVA AVENTURA PARA TI. ¿Qué te puedo decir? ¡Nuestra vida ha cambiado por completo! Nuestro enfoque se ha reajustado. Todos los cambios para bien, claro. Es maravillosa la paternidad. He descubierto sensaciones y sentimientos que desconocía. Todas las frases trilladas y clichés que escuchas sobre eso, cobran sentido cuando eres padre. Ha nacido un amor en mí que desconocía. No extraño nada de mi vida de antes, salvo las siestas.

DOBLEMENTE EMBARAZADA

(A CAROLINA) ¿FUE MUY DIFÍCIL HACER ESTA INTERPRETACIÓN? Fue divertido, pero retador, ya que me preguntaba a mí misma cómo contar la historia de una chica normal y común, pero que la fregó, que metió la pata. Para mí lo importante era que mi personaje sea aceptado, querido y perdonado. Sí fue complejo, cuestioné muchas veces lo fresca que podía ser Cristina (la protagonista) por hablarle así a su chico, cuando era ella quien se había equivocado. Lo hemos trabajado con mucho cuidado, sobre todo cuando entraba en esas crisis de cuestionamientos. Se han modificado varias cosas del personaje para hacerlo mucho más orgánico.

DOBLEMENTE EMBARAZADA

(A CAROLINA) ¿INTENTAS TRASLADAR ESE MENSAJE DE NO JUZGAR A TU VIDA DIARIA? Sí, lo hago un montón. Siento que me permite ver otras perspectivas de las cosas y me gustaría que las personas a mi alrededor también lo hicieran, pero no ocurre con la frecuencia que quisiera. Creo que analizo mucho las cosas, debí ser psicóloga (risas). Me interesa la gente, me mueven las personas, conocerlas, ponerme en mil situaciones. Pese a que soy muy analítica y mi cabeza va primero que mis emociones, mi sensibilidad se basa en ponerme en el lugar del otro siempre, por pensar en otros antes que en mí. Al actuar hago lo mismo: ponerme en diferentes roles y lugares.

DOBLEMENTE EMBARAZADA

(A ANDRÉS) ¿QUÉ FUE LO MÁS GRATIFICANTE DE FILMAR ESTA PELÍCULA? Una de las cosas que he aprendido a lo largo de estos años es la importancia del equipo con el que trabajas. Es la clave del éxito y he tenido la suerte de compartir con actores con una capacidad enorme de entrega, de escucha, de compromiso, de talento y buena onda. Y esta película no ha sido la excepción. A Nico lo conozco del colegio, hemos jugado fútbol. Lo vi actuar desde chico y lo admiraba por eso. Con Caro hemos hecho comerciales de chicos y años después hemos compartido roles.

DOBLEMENTE EMBARAZADA

(A ANDRÉS) ACABAS DE REGRESAR DE ESPAÑA, ¿QUÉ HICISTE ALLÁ? Así es, me fui a llevar un taller. En realidad, fue una excusa para ir a ver qué está pasando por allá, cómo se está moviendo el mercado y un pretexto para salir de Lima. Creo que a veces es sano hacerlo. Hace tiempo que quería agarrar mis cosas e irme para evaluar la posibilidad de vivir fuera. No lo hice antes por trabajo, ya que luego de dejar la carrera de arquitectura me metí a actuar y no paré, gracias a Dios. Cuando pude hacerlo, me puse como prioridad vivir esa experiencia y la tomé. Fue una gran experiencia. Quiero volver y quedarme más tiempo.

DOBLEMENTE EMBARAZADA

(A NICOLÁS) ¿QUÉ TAL LA EXPERIENCIA DE FILMAR LA PELÍCULA? Este proyecto fue muy particular porque los tiempos de preproducción y rodaje fueron muy cortos. Tuvimos que encarar la película de otra manera, pero fue igualmente enriquecedor. Por un lado, concreté trabajar con Eduardo Mendoza, el director, después de muchos años. Los dos hicimos este proyecto en una misma circunstancia, ya que fuimos papás a la vez. Fue muy bonito compartir esta experiencia con él. El rodaje fue difícil, intenso, porque hicimos varias escenas en el día, pero aún así Eduardo nos hizo llevarlo bien.

DOBLEMENTE EMBARAZADA

(A NICOLÁS) ACABAS DE SER PAPÁ. CUÉNTANOS SOBRE ESTA NUEVA AVENTURA PARA TI. ¿Qué te puedo decir? ¡Nuestra vida ha cambiado por completo! Nuestro enfoque se ha reajustado. Todos los cambios para bien, claro. Es maravillosa la paternidad. He descubierto sensaciones y sentimientos que desconocía. Todas las frases trilladas y clichés que escuchas sobre eso, cobran sentido cuando eres padre. Ha nacido un amor en mí que desconocía. No extraño nada de mi vida de antes, salvo las siestas.