00
VISUALÍZATE EN TU TRABAJO IDEAL. Es cierto: la idea de cambiar de trabajo está en tu mente. Pero, ¿has pensado por qué no estás contento con tu puesto actual? ¿Es por cuestiones económicas o porque realmente no te gusta dedicarte a lo que haces? Son pensamientos que, aunque pueden hacerte sentir inestable (si es que piensas que no haces lo que amas), también pueden ayudarte a buscar caminos para dedicarte a lo que realmente quieres. ¡Mejor saberlo ahora que después!
EVALÚA TUS FORTALEZAS Y DEBILIDADES. ¿En qué sientes que eres bueno? ¿Qué cosas te interesan? ¿Qué cosas se te dan mal, por mucho que las intentes? Hacerte estas preguntas es una buena manera de conocer en qué tipo de trabajo te vas a desempeñar bien y te va a gustar. Si no tienes claras tus fortalezas y debilidades, pide a quienes te conocen que te ayuden a descubrirlo.
DEDICA TIEMPO DIARIO A BUSCAR UN TRABAJO. Nadie dijo que era sencillo encontrar el trabajo ideal. Buscar trabajo tiene un parecido a buscar el amor: si no tienes citas, es casi imposible que encuentres a tu pareja ideal. Por eso, intenta averiguar los detalles de cualquier oferta de trabajo que encuentres. Busca conseguir entrevistas laborales en todos los lugares que te interesen, no solo para que las empresas te conozcan, sino también para tú conocerlas a ellas y ver si son lo que realmente quieres.
ACTUALIZA TU CV Y TUS REDES SOCIALES. Este paso es uno de los más importantes para encontrar tu trabajo ideal. Es necesario poner atención a la imagen que darás a las empresas a las que buscas aplicar. Recuerda que puedes adaptar tu currículum en función al giro que buscas dar a tu situación, según el trabajo que desees. Por otro lado, no olvides que las redes sociales también son una forma de captar la atención de las empresas. Preocúpate por mantener tus cuentas impecables.
VALORA EL RIESGO DE CAMBIAR DE TRABAJO Y DA EL PASO. Haz una pausa y valora todos los beneficios y perjuicios de seguir en el camino en que te encuentras, y compáralos con los de cambiar radicalmente de trabajo. Es importante asegurarte de que cuentas con todos los recursos para lanzarte a dar ese paso.

¿CÓMO CAMBIAR DE TRABAJO?

VISUALÍZATE EN TU TRABAJO IDEAL. Es cierto: la idea de cambiar de trabajo está en tu mente. Pero, ¿has pensado por qué no estás contento con tu puesto actual? ¿Es por cuestiones económicas o porque realmente no te gusta dedicarte a lo que haces? Son pensamientos que, aunque pueden hacerte sentir inestable (si es que piensas que no haces lo que amas), también pueden ayudarte a buscar caminos para dedicarte a lo que realmente quieres. ¡Mejor saberlo ahora que después!

¿CÓMO CAMBIAR DE TRABAJO?

EVALÚA TUS FORTALEZAS Y DEBILIDADES. ¿En qué sientes que eres bueno? ¿Qué cosas te interesan? ¿Qué cosas se te dan mal, por mucho que las intentes? Hacerte estas preguntas es una buena manera de conocer en qué tipo de trabajo te vas a desempeñar bien y te va a gustar. Si no tienes claras tus fortalezas y debilidades, pide a quienes te conocen que te ayuden a descubrirlo.

¿CÓMO CAMBIAR DE TRABAJO?

DEDICA TIEMPO DIARIO A BUSCAR UN TRABAJO. Nadie dijo que era sencillo encontrar el trabajo ideal. Buscar trabajo tiene un parecido a buscar el amor: si no tienes citas, es casi imposible que encuentres a tu pareja ideal. Por eso, intenta averiguar los detalles de cualquier oferta de trabajo que encuentres. Busca conseguir entrevistas laborales en todos los lugares que te interesen, no solo para que las empresas te conozcan, sino también para tú conocerlas a ellas y ver si son lo que realmente quieres.

¿CÓMO CAMBIAR DE TRABAJO?

ACTUALIZA TU CV Y TUS REDES SOCIALES. Este paso es uno de los más importantes para encontrar tu trabajo ideal. Es necesario poner atención a la imagen que darás a las empresas a las que buscas aplicar. Recuerda que puedes adaptar tu currículum en función al giro que buscas dar a tu situación, según el trabajo que desees. Por otro lado, no olvides que las redes sociales también son una forma de captar la atención de las empresas. Preocúpate por mantener tus cuentas impecables.

¿CÓMO CAMBIAR DE TRABAJO?

VALORA EL RIESGO DE CAMBIAR DE TRABAJO Y DA EL PASO. Haz una pausa y valora todos los beneficios y perjuicios de seguir en el camino en que te encuentras, y compáralos con los de cambiar radicalmente de trabajo. Es importante asegurarte de que cuentas con todos los recursos para lanzarte a dar ese paso.