00
ALGUNA VEZ MENCIONASTE QUE AL PRINCIPIO NO QUERÍAS SER ACTRIZ. ¿CÓMO TE ENAMORASTE DE ESTE ARTE? / A los 11 años me llegó la oportunidad de participar en una obra de teatro. Yo nunca en mi vida había pensado actuar, no me veía en eso. Sin embargo, no me sentía capaz de rechazar la propuesta porque mi mamá se emocionó mucho al enterarse, y porque me lo estaba ofreciendo una persona cercana a mí. De todas maneras, la directora de la obra me transmitió tanta seguridad que no tenía excusas para no intentarlo. Entonces probé y fui al primer ensayo. Me encantó y ese día me di cuenta de que era lo que quería hacer el resto de mi vida.
¿CREES QUE PARA PODER ACTUAR DEBES ESTUDIAR EN UNA ACADEMIA O TALLER PREVIAMENTE? / Yo siento que no hay una regla determinada. Cada uno va a su ritmo. Hay gente que ha comenzado estudiando y después ha trabajado, o viceversa. Yo, por ejemplo, no he estudiado Artes Escénicas ni Actuación hasta el momento, pero he trabajado muchísimo desde pequeña con actores profesionales y creo que eso me ha dado mucho oficio también. Sin embargo, sí considero que estudiar te da muchos recursos y herramientas, así que para mí es fundamental. Eventualmente quiero hacerlo, solo que en este momento estoy estudiando dos carreras en la universidad y todavía no doy ese paso. Es algo que me apasiona tanto, que siento que quiero dedicarle el tiempo que amerita. Yo soy una persona a la que le encanta darlo todo y más, exigirse a tal punto que uno se nutra y aprenda todo lo posible en esta vida.
¿CÓMO LOGRAS EL BALANCE ENTRE TRABAJAR COMO ACTRIZ Y, PARALELAMENTE, ESTUDIAR DOS CARRERAS EN LA UNIVERSIDAD? / La clave para mí ha sido trabajar desde pequeña, porque eso me ha dado la sabiduría para poder controlar mis tiempos y mi tranquilidad. Cuando empecé a actuar, se me llegó a juntar el colegio con una obra de teatro y una novela. Esa fue la primera vez que experimenté un fuerte cuadro de estrés. Ahí entendí que lo más importante es la salud porque, de lo contrario, no vas a poder desempeñarte correctamente en nada. Aprendí a organizarme y creo que esa fue la mayor enseñanza que me dio mi “Ale” de niña.
A TU CORTA EDAD HAS ACTUADO EN CINE, TEATRO Y TELEVISIÓN. ¿CONSIDERAS QUE HAS TENIDO EL CAMINO DIFÍCIL? / Creo que nada es fácil en esta vida. Todo lo que te llega es porque lo has luchado. Yo siempre me comprometí con cada proyecto que hice, no solamente en la parte creativa, también en la disciplina. Mientras haya respeto, compromiso y talento, puedes llegar a tener la fórmula que se necesita para que te sigan llegando oportunidades. Claro, puede pasar que te caiga la oportunidad por alguna razón, pero finalmente si es que no fuiste una persona profesional, es difícil que te vuelvan a llamar. En mi caso todo fue de manera casi inmediata: terminaba un proyecto y llegaba el siguiente, y así ha sido hasta hoy. Me siento infinitamente agradecida, pero también sé que no fue gratuito y creo que eso es importante tenerlo en cuenta, porque algunas veces no lo valoramos.
¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE GUSTA DE ACTUAR? / Lo que más me gusta es transmitir mensajes. Es un arte maravilloso que tiene la capacidad de incluso cambiar maneras de pensar, abrir las mentes. Es hermoso poder entregar un mensaje, emocionar a alguien y que se lleve un aprendizaje. Ser parte de algo así me parece infinitamente especial. Hay mucha gente que me escribe contándome lo que le enseñé a través de un personaje. Siento que esa es la satisfacción más grande que yo puedo tener como actriz. Claro, y abrir la mente no solamente del público como me cuentas, sino también la tuya al ponerte en el lugar de tu personaje, imagino... Totalmente. Es un aprendizaje mutuo. A la hora de construir tu personaje, se dice que estos tienen mucho de uno, pero al final uno también se queda con un montón de ellos porque definitivamente te plantean otra manera de ver el mundo, y a menudo aciertan bastante. Somos todos distintos y no hay una verdad ni una manera absoluta de ver la vida. A veces creemos que nuestra forma es la correcta, pero en realidad, cada perspectiva lo es a su modo. Entonces sí, yo con cada personaje termino aprendiendo y me quedo con algo que finalmente me hace la persona que soy en el presente.
¿CÓMO EMPEZÓ LA IDEA DE ESCRIBIR UN LIBRO? / Mi colegio era bastante artístico. Desde niña estoy acostumbrada a tener contacto no solamente con el arte, sino también con las letras. Me hacían leer muchos libros y yo no era de las que leía de mala gana, amaba leer. Entonces sí tengo una conexión especial con la literatura. El año pasado me contactó Penguin Random House para proponerme hacer un libro que hable de mis experiencias y de mi proceso para convertirme en actriz. Para mí fue un honor, porque es una de las editoriales más importantes del mundo. No necesitaron explicarme más, yo acepté. Me puse a proponer, a construir la idea del proyecto y, una vez que aterrizamos bien el centro y la base, empecé a escribir. En este libro hablo sobre mi camino de ir en busca de mis sueños, cuento cómo fue empezar a actuar y doy consejos que me han servido. Me inspira mucho, porque siento que es un nuevo reto y lo estoy tomando con todo el amor y la responsabilidad del mundo.

ALE FULLER EN PORTADA

ALGUNA VEZ MENCIONASTE QUE AL PRINCIPIO NO QUERÍAS SER ACTRIZ. ¿CÓMO TE ENAMORASTE DE ESTE ARTE? / A los 11 años me llegó la oportunidad de participar en una obra de teatro. Yo nunca en mi vida había pensado actuar, no me veía en eso. Sin embargo, no me sentía capaz de rechazar la propuesta porque mi mamá se emocionó mucho al enterarse, y porque me lo estaba ofreciendo una persona cercana a mí. De todas maneras, la directora de la obra me transmitió tanta seguridad que no tenía excusas para no intentarlo. Entonces probé y fui al primer ensayo. Me encantó y ese día me di cuenta de que era lo que quería hacer el resto de mi vida.

ALE FULLER EN PORTADA

¿CREES QUE PARA PODER ACTUAR DEBES ESTUDIAR EN UNA ACADEMIA O TALLER PREVIAMENTE? / Yo siento que no hay una regla determinada. Cada uno va a su ritmo. Hay gente que ha comenzado estudiando y después ha trabajado, o viceversa. Yo, por ejemplo, no he estudiado Artes Escénicas ni Actuación hasta el momento, pero he trabajado muchísimo desde pequeña con actores profesionales y creo que eso me ha dado mucho oficio también. Sin embargo, sí considero que estudiar te da muchos recursos y herramientas, así que para mí es fundamental. Eventualmente quiero hacerlo, solo que en este momento estoy estudiando dos carreras en la universidad y todavía no doy ese paso. Es algo que me apasiona tanto, que siento que quiero dedicarle el tiempo que amerita. Yo soy una persona a la que le encanta darlo todo y más, exigirse a tal punto que uno se nutra y aprenda todo lo posible en esta vida.

ALE FULLER EN PORTADA

¿CÓMO LOGRAS EL BALANCE ENTRE TRABAJAR COMO ACTRIZ Y, PARALELAMENTE, ESTUDIAR DOS CARRERAS EN LA UNIVERSIDAD? / La clave para mí ha sido trabajar desde pequeña, porque eso me ha dado la sabiduría para poder controlar mis tiempos y mi tranquilidad. Cuando empecé a actuar, se me llegó a juntar el colegio con una obra de teatro y una novela. Esa fue la primera vez que experimenté un fuerte cuadro de estrés. Ahí entendí que lo más importante es la salud porque, de lo contrario, no vas a poder desempeñarte correctamente en nada. Aprendí a organizarme y creo que esa fue la mayor enseñanza que me dio mi “Ale” de niña.

ALE FULLER EN PORTADA

A TU CORTA EDAD HAS ACTUADO EN CINE, TEATRO Y TELEVISIÓN. ¿CONSIDERAS QUE HAS TENIDO EL CAMINO DIFÍCIL? / Creo que nada es fácil en esta vida. Todo lo que te llega es porque lo has luchado. Yo siempre me comprometí con cada proyecto que hice, no solamente en la parte creativa, también en la disciplina. Mientras haya respeto, compromiso y talento, puedes llegar a tener la fórmula que se necesita para que te sigan llegando oportunidades. Claro, puede pasar que te caiga la oportunidad por alguna razón, pero finalmente si es que no fuiste una persona profesional, es difícil que te vuelvan a llamar. En mi caso todo fue de manera casi inmediata: terminaba un proyecto y llegaba el siguiente, y así ha sido hasta hoy. Me siento infinitamente agradecida, pero también sé que no fue gratuito y creo que eso es importante tenerlo en cuenta, porque algunas veces no lo valoramos.

ALE FULLER EN PORTADA

¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE GUSTA DE ACTUAR? / Lo que más me gusta es transmitir mensajes. Es un arte maravilloso que tiene la capacidad de incluso cambiar maneras de pensar, abrir las mentes. Es hermoso poder entregar un mensaje, emocionar a alguien y que se lleve un aprendizaje. Ser parte de algo así me parece infinitamente especial. Hay mucha gente que me escribe contándome lo que le enseñé a través de un personaje. Siento que esa es la satisfacción más grande que yo puedo tener como actriz. Claro, y abrir la mente no solamente del público como me cuentas, sino también la tuya al ponerte en el lugar de tu personaje, imagino... Totalmente. Es un aprendizaje mutuo. A la hora de construir tu personaje, se dice que estos tienen mucho de uno, pero al final uno también se queda con un montón de ellos porque definitivamente te plantean otra manera de ver el mundo, y a menudo aciertan bastante. Somos todos distintos y no hay una verdad ni una manera absoluta de ver la vida. A veces creemos que nuestra forma es la correcta, pero en realidad, cada perspectiva lo es a su modo. Entonces sí, yo con cada personaje termino aprendiendo y me quedo con algo que finalmente me hace la persona que soy en el presente.

ALE FULLER EN PORTADA

¿CÓMO EMPEZÓ LA IDEA DE ESCRIBIR UN LIBRO? / Mi colegio era bastante artístico. Desde niña estoy acostumbrada a tener contacto no solamente con el arte, sino también con las letras. Me hacían leer muchos libros y yo no era de las que leía de mala gana, amaba leer. Entonces sí tengo una conexión especial con la literatura. El año pasado me contactó Penguin Random House para proponerme hacer un libro que hable de mis experiencias y de mi proceso para convertirme en actriz. Para mí fue un honor, porque es una de las editoriales más importantes del mundo. No necesitaron explicarme más, yo acepté. Me puse a proponer, a construir la idea del proyecto y, una vez que aterrizamos bien el centro y la base, empecé a escribir. En este libro hablo sobre mi camino de ir en busca de mis sueños, cuento cómo fue empezar a actuar y doy consejos que me han servido. Me inspira mucho, porque siento que es un nuevo reto y lo estoy tomando con todo el amor y la responsabilidad del mundo.