00
MATEO YA ESTÁ POR NACER. ¿CÓMO HAS SENTIDO ESTA VEZ TU EMBARAZO, COMPARÁNDOLO CON EL PRIMERO? Ha sido más duro. Siempre dicen que el primero es el que más temores genera (por la novedad), pero este embarazo me ha generado muchas náuseas en los primeros 3 meses. También fue mucho más desgastante por la pandemia. Mi hija ya está un poco más grande. Tiene 7 años y tiene que hacer una vida virtual por el colegio y demás. Estoy haciéndome cargo de una casa, trabajando de manera virtual durante las mañanas y en la tarde-noche vivo en el canal. Con toda la miseria y todo lo que hemos visto, ha sido bastante duro.
ERES DE LAS POCAS FIGURAS PÚBLICAS QUE NO EXPONEN EL ROSTRO DE SU HIJA EN REDES E IMAGINO QUE CON MATEO SERÁ IGUAL. ¿QUÉ TE LLEVÓ A TOMAR ESA DECISIÓN? Creo que no es una decisión, sino un respeto hacia la privacidad de un ser humano que no tiene la culpa de que su mamá sea una figura pública. María es una luz: canta, baila y es muy histriónica. Lógicamente, las redes sociales le llaman la atención, pero ella no es consciente de todo lo que puede traer consigo la exposición. A mí, como mamá, me parece un acto de violencia exponer a una criatura. Además, yo puedo tener una visión muy sana de una criatura, pero no sé cuánto enfermo o pedófilo hay del otro lado. Ella, cuando sea grande, decidirá si le gusta o no, y todo perfecto, porque será su elección. No quiero entrar a tallar sobre algo que podría tener repercusiones que, más adelante, me pasen factura. Cuando nazca Mateo, no importará mucho exponer su carita, porque a los 2 meses va a tener otra. Pero, en general, no me gusta exponer a mi familia y siempre he tenido mucho cuidado con mi entorno.
SIN DUDA, LA FIGURA DE TU MADRE HA SIDO SUMAMENTE IMPORTANTE EN TU FORMACIÓN COMO PERSONA. ¿QUÉ VIRTUDES QUISIERAS HEREDAR DE ELLA EN TU ROL COMO MADRE? Creo que son conductas aprendidas; no creo que sea una herencia natural, lógica, orgánica o genética. Finalmente, creo que es lo que uno ha mamado. Así como repites lo bueno, repites lo malo. Mi mamá es muy disciplinada en cuanto a la limpieza, y yo, por darle la contra, toda la vida he sido desordenada. Pero mi mamá siempre fue muy madre, cargando con 4 hijos en la espalda, sin ayuda de nadie. Yo creo que todas las hermanas, que somos 3 (a Lucía yo no la considero mi hermana), somos muy diferentes en personalidad, pero muy parecidas en cuanto a la crianza de nuestros hijos. Muy de estar pendientes, de no delegar la crianza a la abuela o a la nana. Por eso también he dejado de lado la oportunidad de hacer radio y tele a la vez (como en algún momento hice porque María estaba en clases y me quedaba todo ese tiempo en la radio). Siempre he priorizado sus horarios y ahora también lo voy a hacer con Mateo.
¿CÓMO ES PARA TI LIDIAR TODOS LOS DÍAS CON NOTICIAS, HABLANDO DE TEMAS QUE QUIZÁS NO SON LOS MÁS POSITIVOS? ¿NO TE CARGAS? SOBRE TODO, EN PLENA PANDEMIA. ¡Y en pleno embarazo! En los últimos meses, cala más. Ya estoy cansada, además, pero yo soy una terca que quiere trabajar hasta que se le rompa la fuente en vivo. Sí, cansa, pero tienes que aceptar que tienes una vida y que, si bien te puede generar un malestar o una pena algo que ves o vives, no puedes quedarte con eso una vez que cruzas la puerta de tu casa, porque tu familia no tiene la culpa. Era más fuerte cuando era reportera, porque tenía la historia en las manos. Cuando pasas a la conducción, la distancia lo hace un poco más fácil.
ALGUNA VEZ MENCIONASTE QUE QUIZÁS VOLVERÍAS A REPORTEAR ALGÚN DÍA. ¿LO SIGUES TENIENDO EN MENTE? Sí, de todas maneras. Para mí ser reportera no es un pago de derecho de piso, como para muchas personas, que son reporteras porque luego quieren ser conductoras. Para mí, ser reportera es un regalo de la vida, es lo mejor. En periodismo, el que no es reportero, no es periodista. Y me encantaría volver a reportear. Lo que pasa es que yo era muy avezada, y con hijos eso es complicado. Viajaba mucho, nunca estaba en Lima. Pero cuando María y Mateo crezcan un poco, sí me encantaría volver. Sueño con, por ejemplo, de acá a 15 años, hacer una cobertura de un huracán o algo así. Que me manden afuera y estar en una situación compleja. Ser reportera, para mí, es lo mejor que me ha pasado profesionalmente, mucho más que ser conductora. No es que la conducción no me guste (me encanta y la disfruto), pero salir a la calle, recorrer, tener contacto con la gente de verdad, es otra cosa. Todo eso hizo que esos 13 años hayan sido la mejor inversión de mi carrera.
UNA DE TUS VIRTUDES MÁS CARACTERÍSTICAS ES TU SINCERIDAD. ESE ESPÍRITU DE NO TENER MIEDO A DECIR LO QUE PIENSAS, ¿DE DÓNDE SIENTES QUE NACE? A mí me criaron en un ambiente donde la verdad estaba por encima de todo. Mi mamá siempre me decía que no le mienta, porque ella no quería perder la confianza en mí. Entonces, es muy importante para mí exponer la verdad, por eso es que soy tan bruta para hablar. No soy hipócrita, no soy diplomática y menos en política. Soy de extremos. Por eso hay gente que me quiere y hay gente que no me soporta, pero está bien. Es justamente lo que genera no andar en medias tintas. Trato de darme cuenta de que hay plomos también, pero la verdad es que me siento cómoda en extremos: o blanco o negro.
SABEMOS QUE LA TELEVISIÓN ES UN MEDIO EN EL QUE VALEN MUCHO LOS INTERESES DEL CANAL. ¿CÓMO LOGRAS CONSEGUIR ESA TRANSPARENCIA SI LOS INTERESES CHOCAN? A mí nunca se me acerca nadie. Me conocen y saben perfectamente que sería algo tonto intentar que yo apoye a algún grupo político. No me lo van a decir. Simplemente empieza el maltrato cuando ven que sus intereses se cruzan. Y es en ese momento en que me doy cuenta de que me tengo que ir. En Latina y en ATV nunca me han generado ningún problema. Me fui de Latina porque sentía que tenía que hacer algo para cambiar. Tenía que seguir una plantilla que se terminó convirtiendo en un corsé que me ahogaba. En ATV, toda la pauta la armo yo con mi productor y los chicos que trabajan como asistentes de producción. Puedo armar el programa en función a lo que me gusta hacer.
HAS PASADO POR DISTINTOS GÉNEROS A LO LARGO DE TU TRAYECTORIA PERIODÍSTICA Y ES OBVIO QUE LA POLÍTICA ES EL QUE MÁS TE ATRAE. ¿QUÉ ES LO QUE MÁS DISFRUTAS DE ENFOCARTE EN POLÍTICA? Me encanta tener la posibilidad de desenmascarar. Me gusta hacer de justiciera y poder decirle en la cara a un corrupto o a un miserable lo que tanta gente detrás de una pantalla pagaría por decir. Igual me la juego, porque le digo a un político las cosas en la cara, y me fregué, porque a la semana siguiente quiero entrevistar a otro del mismo partido y ya no quiere ir. Entonces, cada vez me cuesta más conseguir un entrevistado.
¿QUÉ DIRÍAS QUE ES LO QUE MÁS TE APASIONA DEL PERIODISMO Y LO MEJOR QUE TE HA DADO ESTA CARRERA? Me encanta la verdad. Por eso es que me molesta tanto cuando la gente se inventa mentiras. Poner la verdad por encima de todo es lo que a mí más me gusta del periodismo y me da mucha pena que hoy en día en nuestro país las mentiras opaquen tanto y que la gente no se informe realmente, porque es frustrante.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

MATEO YA ESTÁ POR NACER. ¿CÓMO HAS SENTIDO ESTA VEZ TU EMBARAZO, COMPARÁNDOLO CON EL PRIMERO? Ha sido más duro. Siempre dicen que el primero es el que más temores genera (por la novedad), pero este embarazo me ha generado muchas náuseas en los primeros 3 meses. También fue mucho más desgastante por la pandemia. Mi hija ya está un poco más grande. Tiene 7 años y tiene que hacer una vida virtual por el colegio y demás. Estoy haciéndome cargo de una casa, trabajando de manera virtual durante las mañanas y en la tarde-noche vivo en el canal. Con toda la miseria y todo lo que hemos visto, ha sido bastante duro.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

ERES DE LAS POCAS FIGURAS PÚBLICAS QUE NO EXPONEN EL ROSTRO DE SU HIJA EN REDES E IMAGINO QUE CON MATEO SERÁ IGUAL. ¿QUÉ TE LLEVÓ A TOMAR ESA DECISIÓN? Creo que no es una decisión, sino un respeto hacia la privacidad de un ser humano que no tiene la culpa de que su mamá sea una figura pública. María es una luz: canta, baila y es muy histriónica. Lógicamente, las redes sociales le llaman la atención, pero ella no es consciente de todo lo que puede traer consigo la exposición. A mí, como mamá, me parece un acto de violencia exponer a una criatura. Además, yo puedo tener una visión muy sana de una criatura, pero no sé cuánto enfermo o pedófilo hay del otro lado. Ella, cuando sea grande, decidirá si le gusta o no, y todo perfecto, porque será su elección. No quiero entrar a tallar sobre algo que podría tener repercusiones que, más adelante, me pasen factura. Cuando nazca Mateo, no importará mucho exponer su carita, porque a los 2 meses va a tener otra. Pero, en general, no me gusta exponer a mi familia y siempre he tenido mucho cuidado con mi entorno.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

SIN DUDA, LA FIGURA DE TU MADRE HA SIDO SUMAMENTE IMPORTANTE EN TU FORMACIÓN COMO PERSONA. ¿QUÉ VIRTUDES QUISIERAS HEREDAR DE ELLA EN TU ROL COMO MADRE? Creo que son conductas aprendidas; no creo que sea una herencia natural, lógica, orgánica o genética. Finalmente, creo que es lo que uno ha mamado. Así como repites lo bueno, repites lo malo. Mi mamá es muy disciplinada en cuanto a la limpieza, y yo, por darle la contra, toda la vida he sido desordenada. Pero mi mamá siempre fue muy madre, cargando con 4 hijos en la espalda, sin ayuda de nadie. Yo creo que todas las hermanas, que somos 3 (a Lucía yo no la considero mi hermana), somos muy diferentes en personalidad, pero muy parecidas en cuanto a la crianza de nuestros hijos. Muy de estar pendientes, de no delegar la crianza a la abuela o a la nana. Por eso también he dejado de lado la oportunidad de hacer radio y tele a la vez (como en algún momento hice porque María estaba en clases y me quedaba todo ese tiempo en la radio). Siempre he priorizado sus horarios y ahora también lo voy a hacer con Mateo.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

¿CÓMO ES PARA TI LIDIAR TODOS LOS DÍAS CON NOTICIAS, HABLANDO DE TEMAS QUE QUIZÁS NO SON LOS MÁS POSITIVOS? ¿NO TE CARGAS? SOBRE TODO, EN PLENA PANDEMIA. ¡Y en pleno embarazo! En los últimos meses, cala más. Ya estoy cansada, además, pero yo soy una terca que quiere trabajar hasta que se le rompa la fuente en vivo. Sí, cansa, pero tienes que aceptar que tienes una vida y que, si bien te puede generar un malestar o una pena algo que ves o vives, no puedes quedarte con eso una vez que cruzas la puerta de tu casa, porque tu familia no tiene la culpa. Era más fuerte cuando era reportera, porque tenía la historia en las manos. Cuando pasas a la conducción, la distancia lo hace un poco más fácil.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

ALGUNA VEZ MENCIONASTE QUE QUIZÁS VOLVERÍAS A REPORTEAR ALGÚN DÍA. ¿LO SIGUES TENIENDO EN MENTE? Sí, de todas maneras. Para mí ser reportera no es un pago de derecho de piso, como para muchas personas, que son reporteras porque luego quieren ser conductoras. Para mí, ser reportera es un regalo de la vida, es lo mejor. En periodismo, el que no es reportero, no es periodista. Y me encantaría volver a reportear. Lo que pasa es que yo era muy avezada, y con hijos eso es complicado. Viajaba mucho, nunca estaba en Lima. Pero cuando María y Mateo crezcan un poco, sí me encantaría volver. Sueño con, por ejemplo, de acá a 15 años, hacer una cobertura de un huracán o algo así. Que me manden afuera y estar en una situación compleja. Ser reportera, para mí, es lo mejor que me ha pasado profesionalmente, mucho más que ser conductora. No es que la conducción no me guste (me encanta y la disfruto), pero salir a la calle, recorrer, tener contacto con la gente de verdad, es otra cosa. Todo eso hizo que esos 13 años hayan sido la mejor inversión de mi carrera.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

UNA DE TUS VIRTUDES MÁS CARACTERÍSTICAS ES TU SINCERIDAD. ESE ESPÍRITU DE NO TENER MIEDO A DECIR LO QUE PIENSAS, ¿DE DÓNDE SIENTES QUE NACE? A mí me criaron en un ambiente donde la verdad estaba por encima de todo. Mi mamá siempre me decía que no le mienta, porque ella no quería perder la confianza en mí. Entonces, es muy importante para mí exponer la verdad, por eso es que soy tan bruta para hablar. No soy hipócrita, no soy diplomática y menos en política. Soy de extremos. Por eso hay gente que me quiere y hay gente que no me soporta, pero está bien. Es justamente lo que genera no andar en medias tintas. Trato de darme cuenta de que hay plomos también, pero la verdad es que me siento cómoda en extremos: o blanco o negro.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

SABEMOS QUE LA TELEVISIÓN ES UN MEDIO EN EL QUE VALEN MUCHO LOS INTERESES DEL CANAL. ¿CÓMO LOGRAS CONSEGUIR ESA TRANSPARENCIA SI LOS INTERESES CHOCAN? A mí nunca se me acerca nadie. Me conocen y saben perfectamente que sería algo tonto intentar que yo apoye a algún grupo político. No me lo van a decir. Simplemente empieza el maltrato cuando ven que sus intereses se cruzan. Y es en ese momento en que me doy cuenta de que me tengo que ir. En Latina y en ATV nunca me han generado ningún problema. Me fui de Latina porque sentía que tenía que hacer algo para cambiar. Tenía que seguir una plantilla que se terminó convirtiendo en un corsé que me ahogaba. En ATV, toda la pauta la armo yo con mi productor y los chicos que trabajan como asistentes de producción. Puedo armar el programa en función a lo que me gusta hacer.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

HAS PASADO POR DISTINTOS GÉNEROS A LO LARGO DE TU TRAYECTORIA PERIODÍSTICA Y ES OBVIO QUE LA POLÍTICA ES EL QUE MÁS TE ATRAE. ¿QUÉ ES LO QUE MÁS DISFRUTAS DE ENFOCARTE EN POLÍTICA? Me encanta tener la posibilidad de desenmascarar. Me gusta hacer de justiciera y poder decirle en la cara a un corrupto o a un miserable lo que tanta gente detrás de una pantalla pagaría por decir. Igual me la juego, porque le digo a un político las cosas en la cara, y me fregué, porque a la semana siguiente quiero entrevistar a otro del mismo partido y ya no quiere ir. Entonces, cada vez me cuesta más conseguir un entrevistado.

JULIANA OXENFORD, MADRE Y JUSTICIERA

¿QUÉ DIRÍAS QUE ES LO QUE MÁS TE APASIONA DEL PERIODISMO Y LO MEJOR QUE TE HA DADO ESTA CARRERA? Me encanta la verdad. Por eso es que me molesta tanto cuando la gente se inventa mentiras. Poner la verdad por encima de todo es lo que a mí más me gusta del periodismo y me da mucha pena que hoy en día en nuestro país las mentiras opaquen tanto y que la gente no se informe realmente, porque es frustrante.