Revista 15 Minutos Perú | Dejaron lentes en el piso de museo y visitantes creyeron que era obra de arte

Dejaron lentes en el piso de museo y visitantes creyeron que era obra de arte

Bromista quiso probar que cualquier objeto en una sala de exposición puede ser interpretado artísticamente por el público.


Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

CRÉDITOS: dezeen

 

Los visitantes habituales al Museo de Arte Moderno de San Francisco han de estar acostumbrados a las expresiones más vanguardistas de los artistas que alojan sus salas de exposiciones. Performances e intervenciones de estilo transgresor, sin duda, son parte de las muestras que el recinto aloja.

Por ello, algunos de estos visitantes, al hallar en el suelo de una de las salas unos anteojos comunes y corrientes, asumieron que se trataba de una obra de arte más. Sorprendidos y cuestionando su valía artística, hubo incluso algunos que decidieron tomarle fotos a la supuesta creación.

Qué caras habrán puesto estos últimos al saber que fueron víctimas de la broma de un muchacho de solo 17 años. “Al llegar [al museo] quedamos impresionados con las esculturas y pinturas en el recinto. Sin embargo, algo de ese ‘arte’ no nos pareció tan sorprendente”, reveló el joven bromista TJ Khayatan a BuzzFeed.

CRÉDITOS: planetacurioso

“Encontramos un peluche sobre una manta ploma y le preguntamos a las personas que estaban allí si esto les resultaba impresionante”, asegura. Para probar que los visitantes interpretarían artísticamente cualquier cosa que encontraran al interior del museo, decidió dejar un par de gafas en el suelo de una de las salas y marcharse. Pronto, la gente empezó a tomar fotos a la presunta obra y a mantener una prudente distancia de la misma.

“Quiero creer que imaginaron que los lentes tirados representaban la estupidización de la cultura”, indica Khayatan, que anteriormente ha hecho bromas similares con una gorra y un tacho. “Estoy de acuerdo con que el arte moderno puede ser una broma a veces, pero el arte tiene que ser una forma de expresar tu propia creatividad […] un placer para la gente con mentes abiertas e imaginativas”, reconoce.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail