Revista 15 Minutos Perú | Cuando sudar es una pesadilla

Cuando sudar es una pesadilla

En invierno también se transpira. La ropa abrigada en ambientes cerrados puede hacernos sudar más y oler al final de la jornada.


Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Es hora de desmitificar algo tan natural como sudar. Todos los seres humanos transpiramos desde nuestros primeros meses de vida. Mediante el sudor el organismo regula su temperatura de forma que si esta aumenta súbitamente, le permite bajarla rápidamente. Sin embargo, en el ámbito social no resulta decoroso sudar. Porque aunque no siempre conlleva mal olor, las gotas de sudor en la frente o una mancha de transpiración en la axila se consideran el de muy mal gusto.

¿En invierno se suda? De entrada, el cuerpo humano despide agua por la piel todo el año. Otra cosa es que algunas personas suden más que otras.

¿Qué situaciones lo desencadenan? No solo los ambientes muy calurosos, los nervios, el estrés y la comida caliente o muy picante sino también los cambios hormonales –menopausia o embarazo– pueden provocar episodios de alta sudoración. Cualquiera de estas situaciones es factible en invierno, incluida la primera (por ejemplo, una sala muy concurrida o demasiado temperada).

¿Siempre huele? No. De hecho, el sudor no tiene olor. Apesta cuando las bacterias lo descomponen. Por suerte, ese proceso lleva algún tiempo. Si notas que empiezas a sudar, procura bajar la temperatura bebiendo algo frío, refréscate con una toallita húmeda y procura cambiarte de ropa cuanto antes para deshacerte de la humedad corporal y de esos microorganismos.

¿Cuándo aplico el desodorante? Por la noche, antes de acostarte. Esto permite al antitranspirante acceder a las glándulas sudoríparas y reducir la cantidad de sudor. Al despertarte, podrás ducharte sin miedo, ya que el desodorante estará dentro haciendo su trabajo.

¿Y si sudo demasiado? Una transpiración excesiva –denominada hiperhidrosis– puede engendrar agobio psicológico, que solo conduce a sudar aún más. Si es tu caso, evita la ropa sintética y no te abrigues demasiado. Hay tratamientos médicos como el bótox o la cirugía plástica que pueden remediar durante meses o definitivamente el problema.

 

LEE TAMBIÉN

5 errores que cometes al bañarte y que están afectando tu salud

5 cosas que no debes tener en tu cama

Conoce lo que causa varios males de invierno y cómo combatirlos

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail


consejos