Revista 15 Minutos Perú | Amores de verano: ¿Por qué son tan frecuentes esta temporada?

Amores de verano: ¿Por qué son tan frecuentes esta temporada?

Pasajeros como el buen clima y divertidos como una fiesta en la playa, los romances de verano son inevitables. Factores biológicos y sociológicos explican el origen de esta fugaz ilusión.


Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Crédito: ok chicas

MÁS SOCIABLE
En verano, las fiestas y reuniones se multiplican, visitamos nuevos lugares y la playa se convierte en un espacio de encuentro con amigos y con desconocidos de apariencia amigable. Es evidente que el verano es la temporada más social del año, así como también, debido a los ciclos escolares y universitarios, el tiempo que incluso los adultos relacionan con vacaciones y salidas de la rutina.


AMOR ENTRE PARÉNTESIS

Mucha gente identifica los meses cálidos con esas liberadoras relaciones que surgen sin ataduras pero con una fecha de caducidad segura. La psicóloga Catherine Sanderson, profesora en Amherst College, tras una larga investigación concluyó que “muchas personas se sienten más libres para involucrarse de forma romántica o sexual si se perciben en ‘un descanso’ de la vida real”. Bajo esta lógica, el verano funciona como los viajes, donde el cambio de escenario motiva la espontaneidad y la disminución de prejuicios y expectativas.


EJERCICIOS Y ENDORFINAS

Sanderson también considera como factor clave el aumento del ejercicio durante el verano. Tanto el calor como el deseo de lucir bien en la playa aumentan la inscripción en gimnasios y el deporte al aire libre. Además, se sabe que la actividad física libera endorfinas, la misma sustancia que produce el cuerpo durante el orgasmo y que funciona como un atractivo sexual perceptible a través del olfato.

Crédito: ok chicas


CUERPOS AL AIRE

Por otro lado, la psicóloga afirma que al ser una temporada cálida y utilizar menos ropa en situaciones socialmente aceptables, la atracción física pierde su cualidad de tabú e influencia a las personas tomar con menos temor la iniciativa de acercarse al otro.


LAS HORMONAS NO MIENTEN

El sol y su continua presencia no solo son causa de un buen bronceado. El ciclo circadiano, que se guía según la luz diurna y oscuridad nocturna, es una especie de reloj biológico para las hormonas. Durante el verano, cuando los días son más largos, aumentan los niveles de las hormonas que son segregadas en periodos de luz, como por ejemplo, la testosterona, responsable junto a la dopamina del deseo sexual y la euforia.


UN ANTES Y UN DESPUÉS

Un dato curioso que Facebook reveló en el 2013 fue que en las semanas que anteceden el inicio del verano en EE.UU., se da un pico de rupturas amorosas. Aunque no existen los mismos datos para el Perú, no es difícil imaginar a los locales preparándose para el reencuentro con los amigos en la playa, dejando en la ciudad aquellos amores de clases u oficinas, creados por la cotidianeidad y no por el espíritu de aventura que viene con el calor. Todo está permitido hasta que llegue el otoño y el mundo real vuelva a existir.

 

 

 

 

Lee también:

6 cosas que no debes hacer antes de tomar sol este verano
Verano fitness: Rutina de ejercicios para la playa
6 tendencias en trajes de baño para lucir este verano

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail