Revista 15 Minutos Perú | Cine: las mejores películas de 2016, por Ernesto Zelaya

Cine: las mejores películas de 2016, por Ernesto Zelaya

¿Cuáles fueron los mejores estrenos de la cartelera local este 2016? Nuestro columnista invitado, Ernesto Zelaya, nos presenta un recuento. Veamos.


Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Todas son películas que valen la pena verse y los últimos días del año son un buen momento para ponerse al día.

1.“Spotlight: en primera plana” de Tom McCarthy

En 2001, un equipo de reporteros del Boston Globe hizo pública una serie de acusaciones de abuso sexual infantil contra sacerdotes de la iglesia católica. Esta película es una fiel recreación de la investigación que remeció a la ciudad y cuyos efectos se sienten hasta hoy.

Contada con el ritmo de un thriller, Spotlight, además, reivindica el papel del periodismo tradicional y su importancia para la sociedad. En una época donde los medios impresos están en peligro de desaparecer debido a los medios digitales, esta cinta hace del trabajo del reportero – aquel que sale a recorrer las calles grabadora en mano – una vital fuerza de cambio.

 

2.“Los ocho más odiados” de Quentin Tarantino

En Wyoming, post Guerra Civil Americana, ocho extraños buscan refugiarse de una tormenta en una remota cabaña. La tensión es latente y no pasa mucho tiempo antes que los secretos de cada uno salgan a la luz, dando como resultado una ola de violencia digna del aclamado director de “Tiempos violentos”.

Tarantino retrata aquí lo peor de la sociedad norteamericana, una plagada de racismo, xenofobia y desconfianza hacia todo lo extranjero; ya sea el Viejo Oeste o la actualidad, son problemas que siguen latentes. El director esconde su crítica social detrás de un humor negro políticamente incorrecto, como es su estilo, dando como resultado unas chocantes y divertidas tres horas. Los fans de Tarantino saben bien a lo que van.

 

3.“La bruja” de Robert Eggers

No es la típica cinta de terror que llega a nuestra cartelera. No hay golpes de efecto, ni trucos de cámara ni monstruos. Esta película sugiere un terror real, la horrible realización de que la época colonial fue una etapa oscura en Estados Unidos, una donde la gente se dejó influenciar por el fanatismo religioso más extremo y sucumbieron ante supersticiones absurdas.

Con una fiel recreación de la época, “La bruja” tiene un efecto perturbador que cala hondo y lo logra sólo a través de la sugestión; es el tipo de película que es difícil de olvidar.

 

4.“Dos tipos peligrosos” de Shane Black

La especialidad de Shane Black son las cintas de acción con parejas disparejas – véase “Arma mortal” con Mel Gibson y Danny Glover, que él escribió, como prueba – y esta sigue en la misma línea: un detective privado incompetente y un rudo matón investigan la desaparición de una actriz porno en Los Ángeles de los 70. Una enredada y a veces incoherente intriga cuyo fuerte son sus ácidos diálogos y su absurdo sentido del humor.

Ryan Gosling, a quien nos hemos acostumbrado a ver en papeles serios o de galán, muestra aptitudes para la comedia como un inepto de campeonato. Un tipo incapaz de salir de un baño sin tropezar sobre sí mismo; mientras tanto, Russell Crowe se burla un poco de su imagen de tipo hosco y malhumorado. Una dupla ganadora para una gran comedia.

 

5.“El choque de dos mundos” de Heidi Brandenburg y Mathew Orzel

El llamado “Baguazo” de 2009 que enfrentó a la policía con los nativos de la Amazonía dejó un lamentable saldo de 32 muertos. Este documental nos sumerge de lleno en los hechos de manera imparcial, dejando claro que tanto el gobierno aprista de entonces como los nativos liderados por Alberto Pizango comparten la responsabilidad de lo ocurrido. Responsabilidad que siete años después, nadie ha querido asumir.

Una película de visión obligada. Sea cual sea la postura que uno tome respecto al conflicto, este documental no deja a nadie indiferente.

 

6.“Estación zombie” de Yeon Sang-ho

Ahora que los zombies se han vuelto mainstream, resulta cada vez más difícil que este subgénero del terror sea innovador. Esta cinta coreana es la excepción. Toma los elementos conocidos de otras cintas sobre muertos vivientes – la idea de que los humanos somos el verdadero peligro, por ejemplo – y entrega una tensa aventura apocalíptica con un ritmo que no decae, donde un grupo de gente intenta sobrevivir a un brote de zombies en un tren camino a la ciudad de Busan.

Es la relación entre un padre trabajólico y su hija lo que le da peso dramático a una cinta de zombies que, en vez de recurrir a las autoreferencias o al humor, se toma totalmente en serio – de ahí a que resulte tan eficaz. Una de las mejores cintas del género en largo tiempo.

 

7.“Creed” de Ryan Coogler

Rocky Balboa vuelve al ring, pero esta vez como entrenador de Adonis Creed, hijo de su otrora rival y mejor amigo Apollo. Las mejores películas deportivas son las que nos hacen querer ponernos de pie y alentar al campeón a conseguir la victoria, y esta no es la excepción.

Bien pudo haber sido una cínica secuela que busca ganar taquilla echando mano de un personaje muy querido, pero es al final una de las mejores entregas de la saga, con un inmejorable Sylvester Stallone dándole un digno y emotivo adiós a este ícono de la gran pantalla.

 

8.“Enemigo invisible” de Gavin Hood

Luego de olvidables blockbusters como “X-Men orígenes: Wolverine” o “El juego de Ender”, el sudafricano Gavin Hood entrega una de sus mejores películas con este thriller que critica fuertemente el aparato militar moderno estadounidense, en especial su uso de drones, con los pilotos sólo apretando un botón pero sufriendo consecuencias psicológicas.

Es un duro jalón de orejas a una maquinaria que debería hacer de todo más eficiente, pero que lleva a una pesadilla burocrática donde sólo se buscan resultados y nadie toma en cuenta el costo humano de una guerra. Un gran reparto ayuda a entregar con claridad el mensaje, en especial el fallecido Alan Rickman, dando una gran actuación en lo que fue su último papel en pantalla.

 

9.“Deadpool” de Tim Miller

Las películas de superhéroes se han vuelto su propio género, uno que lamentablemente ya está empezando a caer en los lugares comunes. Deadpool, el mercenario bocón que no puede morir es una novedad que llega en el momento adecuado.

Irreverente, hilarante, violenta y vulgar, esta es una adaptación de cómic que no sólo funciona como un filme de acción puro y duro, sino que además se burla sin misericordia de sí misma y de todas las historias de tipos disfrazados, recordándonos que no deben tomarse tan en serio. Ryan Reynolds se luce en un papel que pareciera fue escrito sólo para él.

 

10.“Avenida Cloverfield 10” de Dan Trachtenberg

J.J. Abrams, el creador de series como “Lost” o “Alias”, se ha consagrado no sólo como un correcto director de superproducciones, sino también como un experto en marketing. En una época donde la Internet y las redes sociales hacen imposible guardar secretos, todos sus proyectos se promocionan como un misterio a resolver.

Tal es el caso de “Avenida Cloverfield 10”, un tenso y claustrofóbico thriller apocalíptico producido por Abrams, cuyos secretos es mejor descubrir por cuenta propia.

John Goodman es una amenazante y desequilibrada presencia como Howard, el dueño del búnker subterráneo donde transcurre la historia; afuera, la Tierra está siendo atacada – o al menos eso nos quiere hacer creer. Una de esas películas que es mejor ver sin saber absolutamente nada; demuestra que el cine aún tiene la capacidad de sorprender.

 

Ernesto Zelaya
Blog: https://necofobia1.wordpress.com/

 

 

 

 

 

Lee también:

Emily Blunt consigue su primera nominación
“Rogue One: Una historia de Star Wars” no tendrá secuela
“Escuadrón suicida” recibe primeras y demoledoras críticas

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail


Cine